[Ir al menú de PHP]
Donde Dios no da ...

Indice general

Buscar contenidos específicos

Aquí tienes una opción que te ayudará a buscar aquellos contenidos que más te interesen


Buscar en
estas «Memorias»

Volver a la
página principal

 
 
 
 

 
 




Introito exculpatorio

     Lo primero que debes saber es que ... esto no es un «Manual de PHP» sino las «Memorias de un aprendiz atrevido» que -desde este rincón del planeta llamado Asturias- trata de contar al mundo mundial sus vivencias, sus padecimientos y las atrocidades que cometió tratando de aprender un poco de PHP...

     Si lo que buscas es información fiable, solvente y autorizada lo mejor que puedes hacer, pienso yo, es apretar en este botón de aquí debajo...
Google
     Si todavía sigues aquí...-¡¡no me digas que no te avisé de lo que ibas a encontrar..!!- también debes saber que... por la desesperación del ignorante decidí no pelear para hacer compatibles estas «gües» con el «Nescafé» (leáse Netscape) así que, como dicen los finolis ...este site está optimizado para Internet Explorer y una resolución de pantalla de 800 x 600 pixeles

     Dicho todo esto... si aún te quedan ganas de seguir... aquí a la izquierda tienes el índice...

Epístola de un acusado a sus celosos fiscales

     Después de haber empezado con un introito y por aquello de seguir el orden de la liturgia preconcilar –un síntoma de que los años no perdonan– he pensado que este párrafo, que inserto a posteriori, debería titularlo epístola.

     En los últimos tiempos he recibido algunos e-milios en los que se me acusa –pienso yo que con una cierta precipitación aunque quizá ocurra que consideren que no me es aplicable aquello, seguramente obsoleto, de «in dubio pro reo»– de plagio descarado, se me califica de cínico, de hipócrita, de tratar de hacerme pasar por el buen samaritano y casi casi de ser responsable directo de la muerte de Viriato.

     Todas esas acusaciones parecen tener su origen en la similitud de estas «Memorias» con los contenidos de unos materiales de formación distribuidos por un organismo público español. Tienen razón –toda la razón del mundo– en lo de la similitud, porque tales materiales no son otra cosa que adaptaciones de estas «Memorias» que he realizado por encargo expreso del mencionado organismo.

     Así que, pueden dormir tranquilos los celosos guardianes del orden y las buenas costumbres. Coincido con ellos en que no soy –tampoco tengo ningún interés en parecerlo– ni ejemplo de buen samaritano ni modelo de referencia ética, pero, en este caso, el consentimiento mutuo y expreso, espero que pueda ser considerado eximente –o, al menos, atenuante– de los tremendos delitos que se me imputan.

La pequeña historia de estas «Memorias»

     Hace algún tiempo, un amigo -tan discreto como profundo conocedor de este mundo y de otras muchas cosas- (¡¡gracias Jose...!!) empezó a hablarme de la gestión de bases de datos a través de Internet y de las infinitas posibilidades que ofrecían.

     Me interesó el tema y -atrevimientos de la ignorancia- empecé a buscar información aquí y allá con el ánimo de aprender algo de esto.... Decidí que sería bueno ir confeccionando -a medida que intentaba aprender cosas- unos pequeños apuntes que me sirvieran de guión y también de recordatorio.

     Por eso, estas «Memorias» solo son apuntes a pie de obra..., notas que he ido confeccionando día a día a medida que intentaba ir aprendendiendo.

     Dada su génesis es seguro que -si te decides a leerlos- encontrarás aquí: muchas lagunas, errores, algunos errores de concepto, un montón de faltas de ortografía (eso que justificamos siempre... llamándoles erratas) y un largo etcétera de defectos.

     Por la misma razón, es posible que detectes rectificaciones, ampliaciones, notas complementarias y menciones -un poco dispersas- a las distintas versiones a través de las que he ido caminando en este proceso de autoaprendizaje.

     Seguramente encontrarás también una gran discontinuidad sintáctica, creo que justificable, porque es el puro reflejo mi propia evolución conceptual que partiendo de la más pura ingenuidad inicial (ingenuidad y total ignorancia sobre el tema) ha ido -es cierto que a trompicones- avanzado poco a poco en el conocimiento sin perseguir otra meta que mantener mi status de perenne aprendiz.

     No dudes en hacerme llegar tus críticas, sugerencias, comentarios y correcciones. Al hacerlo estarás colobarando en mi aprendizaje y a la vez evitarás que otr@s -supongo que serán muy poc@s lo que corran ese riesgo- puedan incurrir en mis mismos errores.

Escríbeme y ayudame a corregirlos. ¡¡Muchas gracias!!

Un par de comentarios más...

     La aparición de nuevas versiones de PHP hace que estas «Memorias» vayan incluyendo -a retazos- algunos cambios, adaptaciones y comentarios sobre versiones obsoletas. Acabo de instalar -recién salida del horno- la versión 4.3.0 de PHP. He adaptado los comentarios de instalación a esta nueva versión, pero... a lo largo de estas «Memorias» aludo a versiones anteriores y es posible que algunos ejemplos, algunos comentarios hayan quedado obsoletos. Si ves que algo no funciona..., por favor, avísame.. y ayudame a adaptarlo a las nuevas versiones.


© by titular del dominio rinconastur.com
El uso personal de estos materiales no tiene restricción alguna, pero ...
por favor, si tienes la tentación de tratar de darles uso comercial de algún tipo, copiarlos, trasferirlos o publicarlos en cualquier servidor o soporte de cualquier tipo, tanto de acceso público como restringido recuerda...
que aparte de un pésimo negocio sería algo poco ético además de ilegal, por lo tanto...
queda prohibido cualquier uso -salvo el estrictamente personal- de estos materiales
Cualquier copia distribuida por cualquier medio, o disponible en Internet, sin autorización expresa del autor es ilegal